Jugar nos hará libres

person Publicado por: Lucía Quirós list En: Juego En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 100

En el siguiente post os contamos qué cinco criterios nos parecen esenciales a la hora de elegir un juguete, esperamos que os sirvan de ayuda en futuras decisiones :) 

JUGAR NOS HARÁ LIBRES:

Jugar es un acto de libertad y de aprendizaje. Cuando somos niños descubrimos el mundo a través del juego y luego lo representamos una y otra vez con sus múltiples variantes y así poco a poco y casi sin que los demás se den cuenta forjamos nuestros intereses, gustos y preferencias … sobretodo aprendemos. Ese aprendizaje dependerá del tipo de juego podremos: adquirir capacidad de observación, memoria, agilidad mental, lógica espacial, autoestima, expresión oral, adquirimos habilidades motrices, nos desinhibimos, empatizamos, establecemos normas, las acatamos, nos las saltamos, construimos, deconstruimos, nos expresamos en otros lenguajes y, en definitiva, en cada juego creamos minimundos paralelos a la realidad en los que proyectamos y nos reafirmamos como individuos. Es un proceso tan vital y trascedente, que a pesar de que en ocasiones pase casi inadvertido, merece la atención y reflexión de la intervención adulta y la implicación que podemos tener en ello.

Como padres, abuelos, familiares o allegados muchas veces nos corresponde la tarea de la elección de un juguete para ello, además de tener cuenta los gustos y preferencias de los niños y siendo respetuosos por la libertad que este acto encierra en sí, también sería importante tener en cuenta varios aspectos en esta selección.

1) Se deberían tener pocos juguetes pero buenos (Tonucci)

Debería ser más importante tener juguetes de buena calidad, de marcas respetuosas con el medio ambiente y la manipulación infantil, atemporales, sin licencias comerciales de modas pasajeras, que nos permitan desarrollar una habilidad concreta, en vez de tener por tener y llenar una habitación de “cosas” cuya exploración es muy limitada, que se rompen con facilidad o que pasado unos meses o semanas dejarán de ser esa modas efímera. A veces, no debemos seguir el criterio del precio final sino guiarnos por su durabilidad y potencial.

2) Es recomendable tener juguetes sostenibles y de materias primas naturales

Jugar, por ejemplo, con madera o bambú estimula los sentidos, sobre todo el tacto, que es la forma innata que tenemos de relacionarnos con el mundo (desde el primer contacto madre/padre-hijo) El contacto con maderas más o menos tratadas ofrece sensaciones que el niño va almacenando en su memoria cognitiva y le permite un contacto directo con la naturaleza algo que, por ejemplo, el plástico no favorece. El acabado con pinturas y barnices atóxicos o naturales es esencial tanto por seguridad como por experiencia sensorial. Este tipo de juguetes suele ser más duradero y si se rompe suele repararse con relativa facilidad, se pueden heredar de unos otros y fomenta la creatividad pues al no tener luces o sonidos anima a que los niños tengan que imaginar que quieren hacer con ellos. Es muy recomendable que practiquen juegos con materiales en bruto piedras, tintes, arcillas, cereales, arenas etc. todo ello va a permitir un equilibrio entre los pequeños y el entorno que les rodea. No obstante hay momentos idóneos para recurrir a materiales artificiales, como los juguetes de verano, exteriores o de baño (cubo, palas, moldes, pelotas, tiendas de campañas pop up, áreas de actividades de deportivas, etc.) momento ideal para incluirlos también en nuestro repertorio.

3) Un juguete bueno es aquel que sin ser nada concreto puede ser todo (Tonucci)

Un juguete puede ser muchas cosas, una muñeca puede ser una hija , una amiga, una maestra, una alumna, desde el primer momento invita el juego simbólico nos ayuda a comprender el entorno, a resolver conflicto, favorece el lenguaje, mejora la autoestima e incluso nos puede ayudar a superar situaciones traumáticas. Jugar a las “casitas”, colegios, profesiones, trenes y coches con muñecos, complementos y disfraces ampliará aún más el abanico de posibilidades del aprendizaje a través del juego.

En este mismo ámbito incluimos también las construcciones piezas que nos acercan a la geometría, simetría, planificación, tamaño, proporciones, visión espacial, ensayo-error, organización, trabajo individual y en equipo, este tipo de juego sin ser algo concreto también puede serlo todo y ayuda a trabajar la frustración y el éxito

4) Es necesario incluir juegos con normas con un objetivo claro y conciso

En otra escala tendríamos aquellos juegos que son dirigidos como pueden ser juegos de mesa, algunos kit de manualidades proyecto DIY o puzzles. En todos ellos hay un objetivo claro y una serie de pautas a seguir, aunque siempre hay un lugar a variantes, trabajar para alcanzar un objetivo es un entrenamiento necesario en la vida y cuanto antes se ejercite, mejor. En especial, los juegos de mesa son perfectos para tratar el respeto y memorización de normas, la espera, los turnos, la estrategia, y otra serie de habilidades mentales según la propuesta seleccionada.

5) Acompañar el juego

Habrá ocasiones en las que el niño demande nuestra participación, por eso siempre es bueno escoger opciones que de alguna manera también resulten interesante para el adulto. Podemos pasar horas haciendo torres, puzzles, jugando a juegos de mesa como si no hubiera un mañana, curando heridos o cocinando, sin embargo en otras ocasiones querrán autonomía e independencia total y todo será enriquecedor según las circunstancias.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, contamos al menos con un punto de partida y ciertos criterios fundamentados que harán que nuestra elección e intervención sea más consciente y meditada y por su parte, ellos habrán ganado un poco más en libertad y aprendizaje.

#jugaresunderecho #jugaresesencial #jugarnosharálibres

Comentarios

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre